Gato Maine Coon: El Cazador Gigante

Gato Maine Coon

El gato Maine Coon es, junto con el Savannah, una de las razas de gatos más grandes. Su longitud puede exceder fácilmente de un metro. La mayoría de los poseedores de los récords de los gatos más grandes del mundo inscrito en el Libro Guinness de los Récords, o a punto de hacerlo, son el Maine Coon, Leo, Barivel y Stewie, entre otros.

El gato Maine Coon es también un gigante de corazón gentil, que prefiere los mimos y la tranquilidad a la actividad intensa. Es un compañero muy agradable, incluso para los niños y otros animales. Dado que en su día fueron gatos de trabajo, es decir, que realizaban diversas tareas a cambio de su manutención, el Maine Coon es muy buen cazador.

A estos gatos inteligentes les suele gustar traer objetos y les encanta el agua. El gato Maine Coon, posee una personalidad extravertida, es considerado una de las razas de gatos conocida de mayor tamaño. Destaca por su inteligencia, personalidad extravertida y sociabilidad. Quédate con nosotros para descubrir todos los secretos de esta raza fascinante y disfruta de los mejores vídeos y fotos del gato Maine Coon.

Gato Maine Coon

Origen del Gato Maine Coon

No son pocas las leyendas que tratan de contar los orígenes del gato Maine Coon. Esta raza –como los American Shorthairs– se considera nativa de América, pues ha estado en este continente desde los días coloniales, y, quizá, más tiempo. De qué forma llegaron al continente americano y de dónde proceden sus progenitores, no obstante, es una conjetura; y no hay pruebas fehacientes para dar respuesta a estas preguntas.

Ninguno de los colonos locales del Maine dejó testimonio del acontecimiento.

Hay muchas historias imaginativas sobre el origen de la raza (algunas de ellas son más creíbles que otras), sin embargo, las pruebas concluyentes son tan esquivas como un gato a la hora de mojarse.

Una historia aduce que la raza es un híbrido mapache y gato familiar (en inglés, cat y racoon), de ahí el termino 'Coon'.
  • Si bien, tanto los mapaches como el Maine Coon tienen colas exuberantes y largas
  • Y la tendencia a sumergir su comida en su agua para beber
  • Tal unión es biológicamente imposible

Otra anécdota –poco probable mas, cuando menos, posible– mantiene que el la raza fue producto de los gatos domésticos que vivían en contacto con las reses.

Esto explicaría los mechones de orejas y dedos y el increíble tamaño de la raza.

Una historia más imaginativa asevera que el Maine Coon es descendiente de los gatos de pelo largo de María Antonieta.

Los gatos y otras posesiones de la Reina fueron llevados a América de contrabando por un capitán llamado Clough, que se preparaba para salvar a la Reina de su encuentro con la guillotina.

Para finalizar, otra de la hipótesis, narra la historia de un capitán de mar llamado Coon que, en la década de mil setecientos, trajo gatos de pelo largo o en sus incursiones en la costa nordeste de América.

Aparentemente, estos gatos "bucaneros" de pelo largo se mezclaron con la población local mientras que estaban "de permiso" en tierra.

Diríase que la raza de gato Maine Coon es un cruce entre los gatos angora importados de Europa y los gatos salvajes norteamericanos. Esta última historia tiene por lo menos grandes visos de realidad.

Los marinos que empleaban gatos para supervisar las poblaciones de roedores en sus navíos, seguramente llevaban consigo ciertos gatos de pelo largo.

Por tanto, parece lógico pensar que ciertos gatos desembarcaron cuando llegaron a la costa nordeste de Estados Unidos y se establecieron en las granjas y en los graneros de los primeros colonos que habitaban allí.

Dada la severidad del tiempo de la zona de Maine, esos primeros años hubieron de ser duros, tanto para los gatos como para los humanos. Solo subsistieron los más fuertes y acomodables de la raza. Por medio de la selección natural, el gato Maine Coon se transformó en un gato grande y robusto con un pelaje espeso y resistente al agua y una constitución fuerte.

​​​​¿Sabías que el gato Maine Coon fue el primer gato procedente de EE. UU. aceptado por las exposiciones felinas?

Los habitantes de Maine estaban muy orgullosos de sus extraordinarios gatos y estaban convencidos de que eran más inteligentes, rápidos y fuertes.

Gato Maine Coon

En definitiva, el gato Maine Coon era mejor en todo que los otros de su especie. Desde el siglo VXIII, comenzaron a comparar a sus Maine Coons con los de sus vecinos en las fiestas rurales. Con independencia de la procedencia de la raza, el gato Maine Coon fue una de las primeras razas en ser reconocida por las asociaciones felinas de finales del siglo XIX.

A partir de allí se transformó en una de las razas preferidas.

No obstante, a inicios del siglo veinte, conforme se introducían nuevas y más exóticas razas en el país, el gato Maine Coon fue menos solicitado debido al interés que generaban gatos como Persas, Angoras y otros.

Para mil novecientos cincuenta, la raza de gato Maine Coon prácticamente había desaparecido y; de hecho, fue declarada extinta en la década de 1950. Por fortuna, el anuncio de la desaparición del gato Maine Coon fue muy exagerado, y en nuestros días estos gatos han recuperado su vieja gloria.

El gato Maine Coon solo es superado por el Persa en popularidad.
Gato Maine Coon

Características físicas del Gato Maine Coon

Su impresionante cuerpo es lo que hace al gato Maine Coon tan singular. Pertenecen al círculo muy cerrado de los gatos más grandes del planeta. Tiene una silueta equilibrada con unos músculos fuertes, un pecho ancho y un cuerpo largo y cuadrangular.

El gato Maine Coon destaca también por tener una cabeza aproximadamente cuadrada y de tamaño medio. Tiene ojos ovalados, pómulos sobresalientes. Su morro cuadrado y fuerte es otra de las peculiaridades físicas del gato Maine Coon.

Tiene una textura sedosa de pelo medio largo, en una extensa gama de colores, salvo canela, lila, chocolate y cervato. El cobrizo tigre y el cobrizo moteado son los más populares.

Tamaño y peso

El peso medio del gato Maine Coon fluctúa entre seis y nueve kg. Para lograr tal tamaño, puede medrar hasta los 5 años.

Esperanza de vida

El gato Maine Coon tiene una larga esperanza de vida de 15 a 20 años.

Cuerpo

Musculoso, de pecho ancho. El gato Maine Coon tiene un tamaño mediano a grande. El cuerpo es largo con todas sus partes en proporción para crear una apariencia cuadrangular bien equilibrada. Se debe tener en consideración que la maduración es lenta.

Cabeza

La cabeza del gato Maine Coon es ancha, media y levemente más largo, con una cuadratura en el morro. Posee pómulos altos, morro palpablemente cuadrado, de longitud media y con un extremo romo cuando se mira de perfil.

El gato Maine Coon puede dar la apariencia de ser un rectángulo mas no semeja ser afilado o puntiagudo. La longitud y el ancho del morro son proporcionales al resto de la cabeza y presentan un aspecto agradable y equilibrado.

El mentón es fuerte, firme y en línea con el labio superior y la nariz. La cabeza debe exhibir una ligera concavidad cuando se mira de perfil.

Orejas

Las orejas del gato Maine Coon son grandes, bien insertadas, anchas en la base, reduciendo para parecer puntiagudo.

Ojos

Los ojos son grandes, expresivos, extensos en conjunto, con una forma ovalada abierta. Son levemente oblicuos con inclinación a la base exterior de la oreja.

El tono de los ojos del gato Maine Coon puede ser verde, dorado, verde-oro o cobre. Los ojos azules o impares (es decir, cada ojo de un color) del gato Maine Coon también están admitidos para los gatos con patrón blanco o bicolor.

Piernas y patas

El gato Maine Coon posee piernas potentes, extensas, de longitud media y en proporción al cuerpo. Las patas delanteras son rectas, y las traseras también son rectas cuando se las ve desde detrás. Posee patas grandes, redondas, bien insertadas, 5 dedos en las delanteras y 4 en las traseras.

Cola

La cola es larga, ancha en la base, y se va reduciendo hasta el final.

Pelaje

El Maine Coon es pesado y peludo. Destaca por ser más corto en los hombros y más largo en el vientre y las patas. Posee una textura sedosa con el pelo cayendo suavemente.

Color

Con la excepción del chocolate y el lila, se permiten todos los colores de pelaje del Maine Coon, incluyendo los atigrados (tigre).

Gato Maine Coon

Personalidad del Gato Maine Coon

El gato Maine Coon es muy inteligente y sociable. Se encuentra profundamente ligado a la familia y es capaz de establecer diferentes relaciones con cada uno de sus miembros.

Para su bienestar psicofísico, precisa una interacción edificante con sus humanos, y un conveniente enriquecimiento ambiental. Si buscas un gato prudente e independiente, el gato Maine Coon no es el conveniente para tus necesidades.

Es muy conveniente:

  • Para personas solitarias.
  • Que busquen compañía y comodidad.
  • Que sean capaces de satisfacer su necesidad de ejercicio y equilibrio emocional.

Ninguna raza tiene el monopolio del amor y el cariño del Maine Coon, que le ha permitido ser la segunda raza más popular de América (conforme los totales de registro de la CFA).

Los entusiastas del gato Maine Coon afirman que la popularidad se debe:

  • Al importante tamaño de la raza.
  • Su inteligencia.
  • Su suntuoso pelaje.
  • Y su fuerte carácter.
Es admirado por los niños, sociable con otros animales, así como por su devoción a su familia humana.

El Maine Coon es gentil y juguetón hasta bien entrada la madurez. Aunque también pueden mostrarse reservados en torno a personas con las que no están familiarizados, seguramente debido a sus cerebros de "tamaño jumbo". Es decir, durante el periodo inicial de presentación, el gato Maine Coon decide si sus nuevos humanos han probado –o no– ser dignos de confianza.

No obstante, tan pronto como aceptan a nuevos familiares, forman estrechos vínculos con toda la casa y se vuelven cariñosos y devotos.

La mayor parte de ellos desea estar cerca de ti, pero no en tu regazo.

El gato Maine Coon es un verdadero miembro de la familia y participa en todas de las rutinas familiares.

Como corresponde a un viejo marino, al gato Maine Coon le maravilla el agua, quizá por el hecho de que su grueso pelaje es repelente al agua y no se empapan de forma tan sencilla a como lo haría otro tipo de gato con un pelaje más fino. Mucho Maine Coon se unirán a sus humanos en la ducha (fugazmente), o, cuando menos, andarán por el suelo mojado tras la salida de la ducha.

Gato Maine Coon

Condiciones de vida adecuadas para el Gato Maine Coon

Muy travieso, sosegado y también indiscutiblemente suave, el gato Maine Coon tiene un carácter bastante opuesto a su impresionante tamaño.

Es muy cariñoso y pacífico y puede crecer con otras mascotas, aún con perros. Son muy inteligentes y les chifla jugar. El gato Maine Coon es feliz incluso si da paseos con correa (acompañado por sus amos a los que quiere mucho).

​A veces, tienen un comportamiento que ciertos dueños podrían estimar "sutilmente invasivo".

El gato Maine Coon es adaptable a todas las condiciones de vida. Puede vivir felizmente en un apartamento en el corazón de la ciudad, así como en una gran casa en el campo.

Sin embargo, es importante recordar que, aunque no sea excesivamente activo, puede alejarse para cazar y dejar que su curiosidad natural se exprese, exponiéndose a diversos riesgos de accidentes. Si se deja libre afuera, es preferible pertrecharlo con un collar con un microchip.

Gato Maine Coon

Salud del Gato Maine Coon

Como el gato Maine Coon es una raza creada, la consanguinidad fue esencial a lo largo del desarrollo de la raza, lo que dio sitio a la aparición de determinadas enfermedades como:

  • Miocardiopatía hipertrófica felina, que es una insuficiencia cardíaca genética que también puede estar relacionada con una dieta baja en aminoácidos.
  • El gato Maine Coon también puede desarrollar una enfermedad renal poliquística (quistes en los riñones).
  • Debido a su gran tamaño y musculatura, es sensible a nivel de las caderas, donde puede desencadenarse la displasia. Cuanto más sobrepeso tenga este gato, más podría desarrollar esta patología.
  • Finalmente, la atrofia muscular espinal puede afectar a sus músculos.
Gato Maine Coon

Cuidados que requiere el Gato Maine Coon

El gato Maine Coon es una raza que no requiere de cuidados especiales, más allá de las medidas básicas que se deben tomar para brindarles el bienestar físico y equilibrio emocional que necesitan.

Pelaje

A pesar de su gran tamaño y de la longitud y densidad de su pelaje, no es un gato que requiera un mantenimiento tedioso. Su pelaje es bastante rústico, y sólo requiere un buen cepillado cada semana.

Durante el período de muda, debe ser cepillado con más frecuencia, idealmente todos los días, para ayudar a deshacerse de los pelos muertos.

  • Para ello, puedes emplear un cepillo de púas largas y metálicas o uno de doble cara.
  • Por un lado, desenredarás y por el otro, expulsarás el pelo muerto del gato Maine Coon.
  • No olvides cepillar su cola, siempre en el sentido del pelo, de forma suave, sin tirones.
  • El Maine Coon es tendente a tragar bolas de pelo que prevendrás, o cuya eliminación facilitarás, si le das un poco de palma para gatos.
https://es.wikipedia.org/wiki/Rabia

Higiene

Además del cepillado semanal y el hecho de que el gato se limpia a sí mismo lamiéndose, el gato Maine Coon puede ser lavado 2 o 3 veces al año.

  • Los baños se hacen con agua a unos 36-38 ºC y un champú adecuado. El gato debe ser enjuagado bien y secado.
  • Los oídos y los ojos también deben ser inspeccionados regularmente en el Maine Coon ya que son propensos a infecciones.
  • Limpia sus ojos y la zona anal con una gasa o paño humedecido.
  • De este modo, prevendrás enfermedades y los enredos en esas áreas.

La higiene también implica la elección de su caja de arena, que obviamente no debe ser demasiado pequeña, de lo contrario el gato podría abandonarla para aliviarse en otro lugar.

  • Opta por la arena aglomerante no perfumada y cámbiasela varias veces por semana.
  • No olvides la desinfección regular del entorno del Maine Coon.

Provéele de un rascador de cuerdas, cajas o de cualquier objeto que pueda servirle como presa, para que se divierta mientras va afilando sus uñas de forma natural. Si las ves muy largas, lima sus uñas para evitar que no se sienta cómodo y arañe.

Alimentación

Puesto que el Maine Coon no alcanza su tamaño adulto hasta los 5 años de edad, precisan consumir más nutrientes esenciales para su desarrollo que otro tipo de gato de talla inferior.

El mantenimiento de su largo pelaje también se hace por medio de una buena dieta compuesta de muchos ácidos grasos como de proteínas, preferiblemente de origen animal (mariscos, pescado o carne).

Visita periódica al veterinario

Debido a que el Maine Coon es propenso a la aparición de enfermedades, lo recomendable es que al menos dos veces al año se chequee con el veterinario.

Un diagnóstico a tiempo puede prevenir graves consecuencias.

Cumplir con el plan de vacunación

Es aconsejable vacunar al gato contra las enfermedades clásicas: rabia, tifus, leucosis y coriza.

Con estos consejos, mantendrás a tu gato Maine Coon sano y libre de enfermedades; y será un ejemplar tan alucinante como esos que hemos visto a lo largo de este artículo y que, para orgullo de los habitantes de Maine, son realmente hermosos.


Todas las Razas de Gatos del Mundo

Gato Bosque de Noruega

SABER MÁS

Gato azul ruso

SABER MÁS

Gato British

SABER MÁS

Gato Egipcio

SABER MÁS

Gato bengalí

SABER MÁS

Gato Angora

SABER MÁS